La cocina de Regadera

Han pasado ya algunos años desde que Regadera vio la luz en 2011, y aunque los platos están en continua evolución, nuestro concepto y filosofía se han mantenido inamovibles:

Buscar siempre el mejor producto posible, tratándolo con el máximo respeto, y elaborar TODOS Y CADA UNO de los elementos que forman parte de nuestros platos, por mínimos que parezcan…

Con nuestras manos.

Amamos nuestra profesión, en Regadera no concebimos la cocina de otra manera.

Ofrecemos una cocina artesana, fresca, y de mercado. Con una carta estudiada para que todos los platos compartan protagonismo, dedicación y cariño por igual. Un cariño que extendemos también a los vinos que seleccionamos.

Dentro de cada botella de vino siempre hay una historia. Historias especiales, insólitas, emotivas… vinos que en algún momento de nuestras vidas han dejado su huella y que queremos compartir con vosotros. ¡Brindemos!

Nuestros inicios fueron humildes, pero a base de esfuerzo, dedicación y pasión, fuimos creciendo hasta conseguir en 2015 abrir el Restaurante que siempre soñé. No fue fácil, pero para conseguir los sueños hacen falta ganas, ilusión y estar un poco loco… como una Regadera.

Adrián Caballero.

Algunos platos de Regadera
Regadera, restaurante en Córdoba en la ribera en pleno casco histórico al lado de la Mezquita Catedral
Regadera, restaurante en Córdoba en la ribera en pleno casco histórico al lado de la Mezquita Catedral
Regadera, restaurante en Córdoba en la ribera en pleno casco histórico al lado de la Mezquita Catedral

La cocina de Regadera

Han pasado ya algunos años desde que Regadera vio la luz en 2011, y aunque los platos están en continua evolución, nuestro concepto y filosofía se han mantenido inamovibles:

Buscar siempre el mejor producto posible, tratándolo con el máximo respeto, y elaborar TODOS Y CADA UNO de los elementos que forman parte de nuestros platos, por mínimos que parezcan…

Con nuestras manos.

Amamos nuestra profesión, en Regadera no concebimos la cocina de otra manera.

Ofrecemos una cocina artesana, fresca, y de mercado. Con una carta estudiada para que todos los platos compartan protagonismo, dedicación y cariño por igual. Un cariño que extendemos también a los vinos que seleccionamos.

Dentro de cada botella de vino siempre hay una historia. Historias especiales, insólitas, emotivas… vinos que en algún momento de nuestras vidas han dejado su huella y que queremos compartir con vosotros. ¡Brindemos!

Nuestros inicios fueron humildes, pero a base de esfuerzo, dedicación y pasión, fuimos creciendo hasta conseguir en 2015 abrir el Restaurante que siempre soñé. No fue fácil, pero para conseguir los sueños hacen falta ganas, ilusión y estar un poco loco… como una Regadera.

Adrián Caballero.

Algunos platos de Regadera